Conceptos Básicos

 

INTRODUCCIÓN

 

Amigos y socios: la “actividad” y la “industria petrolera” en realidad son poco conocidas para la generalidad

 

de la gente, y por lo tanto, Pampetrol ha decidido utilizar este espacio para difundir  definiciones, conceptos y conocimientos que son fundamentales para entenderlas. Esperamos contribuir, de esta manera, a esclarecer aquellas dudas que necesariamente aparecen cuando iniciamos una actividad relacionada al petróleo.

Hemos decidido apoyarnos en el Abecé del Petróleo y del Gas, publicado por el IAPG (Instituto Argentino del Petróleo y del Gas), y para comenzar iremos elaborando una especie de glosario con definiciones que  luego se aplicarán en el desarrollo de  los temas, especialmente aquellos tratados en los Boletines Informativos que se difunden en nuestra Página Web. Adjuntamos figuras, planos y esquemas para facilitar la comprensión de los mismos.

GLOSARIO

 

HIDROCARBUROS: PETRÓLEO CRUDO, GAS NATURAL y GASES LICUADOS, en cualquiera de las condiciones y relaciones en que se hallen vinculados.

 

PETRÓLEO CRUDO: Mezcla de HIDROCARBUROS líquidos en su estado natural u obtenida por condensación o extracción del GAS NATURAL, y que permanezcan líquidos bajo condiciones normales de presión y temperatura (760 mm. Hg y 15,56 grados centígrados).

 

GAS NATURAL: Mezcla de HIDROCARBUROS gaseosos, a la presión atmosférica y a 15° C tal cual surge de un yacimiento en su estado natural.

 

EXPLORACIÓN PETROLERA: es el término utilizado en la industria petrolera para la búsqueda de petróleo o gas.

 

RESERVORIO: Un estrato o sector del subsuelo que contiene, o se piensa que contiene, una acumulación de HIDROCARBUROS, que puede ser objeto de producción.

 

YACIMIENTO: Es uno o más reservorios agrupados o relacionados entre si, dentro de un misma característica geológica, estructural y/o estratigráfica. Pueden existir dos (2) o más reservorios en un mismo yacimiento, separado vertical y/o lateralmente por rocas impermeables y/o barreras geológicas locales.

 

RESERVAS: Son aquellas cantidades de HIDROCARBUROS, naturalmente acumulados que, de acuerdo con el análisis de datos geológicos y de ingeniería, pueden ser estimadas (en metros cúbicos o barriles) con razonable certeza, sobre la base de ser comercialmente recuperables a partir de una fecha dada.

 

UNIDADES USUALES

Volumen

1000 litros = 1 m3 = 6.29 barriles

  159 litros = 1 barril

Longitud

30.48 cm = 1 pie

  2.54 cm = 1 pulgada

 

En el Boletín Informativo Nº 2, comentábamos que se había dado inicio a las “Actividades Exploratorias” en el Área Gobernador Ayala I (Areas ). Veremos qué tareas se incluyen en la exploración, pero previamente haremos un breve comentario sobre el dominio de las áreas petroleras.

 

Durante muchos años, siguiendo una corriente que aún persiste en varios países, el monopolio virtual de la exploración y explotación de hidrocarburos recayó en una empresa estatal YPF. En 1968, con la promulgación de la Ley 17.319, el acceso del capital privado, quedó cristalizado mediante la consagración del Régimen de permisos de exploración y concesiones de explotación y transporte de hidrocarburos. Esta norma, vigente aún, declara, no obstante, que los hidrocarburos yacentes constituyen patrimonio inalienable e imprescriptible del Estado Nacional. A partir de la vigencia de la Ley 24.145 (promulgada año 1992), se realiza la adaptación de la Ley 17.319 para la transferencia de dominio de los yacimientos al Estado Provincia”.

 

Dicho esto, continuamos con algunos conceptos sobre “actividad exploratoria”, que incluye  “métodos y actividades” muy variados: desde Estudios geológicos directos de las formaciones rocosas que están aflorando en superficie hasta Estudios  indirectos, utilizando diversos instrumentos y técnicas geofísicas y geoquímicas. Invariablemente para comprobar la presencia de hidrocarburos se debe recurrir a la perforación de pozos exploratorios. Fig. Nº 1

Figura 1

Vale decir que intervienen mayormente en esta etapa Geólogos, Geofísicos y especialistas en ciencias de la tierra. Hoy las herramientas y los métodos utilizados en exploración han alcanzado niveles no imaginados unos pocos años atrás, especialmente debido al avance y la ayuda de las computadoras que permiten almacenar y manejar millares de datos con rapidez y eficacia. Las imágenes satelitales, la detección por radar  de hidrocarburos en el sustrato del mar y la sísmica tridimensional son algunos de los ejemplos de este avance en las técnicas de exploración.

 

Lo que más se utiliza son los mapas de afloramientos (que muestran las rocas que hay en la superficie), mapas topográficos (que indican las elevaciones y los bajos del terreno con curvas que unen puntos de igual altitud) y los mapas de subsuelo. Éstos últimos son quizás los más importantes porque muestran la geometría y la posición de una capa de roca en el subsuelo y se generan con la ayuda de una técnica básica en la exploración de hidrocarburos: la sísmica. La misma consiste en emitir ondas en la superficie del terreno, con explosivos enterrados en el suelo o con camiones vibradores (Fig. Nº 2), las que se transmiten a través de las capas del subsuelo y son reflejadas nuevamente hacia la superficie cada vez que haya un cambio importante en el tipo de roca. Las ondas recibidas en superficie se miden por el tiempo que tardan en llegar, de lo qu e se infier e la posición en profundidad y la geometría de las distintas capas. El producto final es una "imagen" del subsuelo (Fig. Nº 3). Se proyectan líneas sísmicas y puede realizarse con un grillado 2D, es decir en dos dimensiones o con grillado 3D, en tres dimensiones. La ventaja de la sísmica en 3D radica en la enorme cantidad de información que proporciona.

Figura 2

Figura 3

La aeromagnetometría y la gravimetría, herramientas que utilizan el magnetismo y la gravedad de las rocas, permiten determinar el espesor de la capas sedimentarias y delinear los límites de la cuenca, con equipos aerotransportados o terrestres.

La geoquímica de superficie consiste en la detección de hidrocarburos acumulados en el subsuelo a través de la medición de los gases concentrados en muestras de suelo. Esta técnica se basa en el principio de que el gas acumulado en el subsuelo migra vertical y lateralmente hacia la superficie a través de las distintas capas de roca y también a través de fracturas.

Como decíamos anteriormente todo estos estudios deben comprobarse con los métodos de exploración en profundidad mediante la “perforación de pozos” tienen por finalidad determinar la presencia de gas o de petróleo y por lo tanto son métodos directos en la búsqueda del mismo. En las próximas entregas, haremos referencia a las múltiples actividades que se desarrollan durante y después de la perforación de un pozo exploratorio.

 

 

 

Garibaldi 685 - C.P. L6300DYM - Santa Rosa - La Pampa - Argentina

Teléfono: 02954-450055/561645 - 02954-15-318050/320543 - www.pampetrol.com - info@pampetrol.com